ROHEN Tenerife
ROHEN Tenerife
ROHEN Gran Canaria
+34 922 612 387 Polígono Industrial de Güímar, Manzana XV, Nave 16 – 38509 Tenerife, España. Ver en Google Maps
+34 928 586 306 Calle Los Algarrobos 14A, Polígono Industrial Arinaga, 35118 Las Palmas. Ver en Google Maps
paros de producción

Acciones preventivas para evitar los paros de producción

Los paros de producción pueden ser profundamente negativos para cualquier negocio. Deben evitarse a toda costa y pueden deberse a causas de diferente índole que pueden tener una u otra solución. En cualquier caso, todo ello pasa por una labor de prevención que imperativamente debe realizarse si no quiere sufrirse sus consecuencias. A continuación se explicará en qué consisten los paros de producción y de algunas medidas efectivas para lograr prevenirlos.

¿Qué tipos de paros de producción existen?

A la hora de hablar de paros de producción pueden distinguirse diferentes tipos atendiendo, fundamentalmente a las causas que los generan. En primer lugar debe señalarse que se pueden encontrar costes intangibles y tangibles relacionados con los tiempos en los que se produce la inactividad. Entre los costes tangibles se encuentran los siguientes: 

1.- Desperdicios: uno de los costes más importantes del paro de producción es la pérdida de recursos en forma de desperdicios. Por ejemplo, los ingredientes que forman parte de la producción terminan por volverse inservibles y, al mismo tiempo, aumentan los costes del mantenimiento de aquellos ingredientes que todavía están sin emplear. 

2.- Producción terminada y perdida: otro de los costes más significativos se da en la producción terminada y que se echa a perder. En este caso, en el caso de las plantas de fabricación se agrava la situación como consecuencia de que hay un ajuste entre la producción que se requiere y el tiempo de inactividad. Cuanto más ajustados sean los plazos dentro de su planificación más graves se volverán dichos costes. 

3.- Reducción de capacidad: otro de los costes más importantes es que, generalmente las fábricas y centros de producción industrial funcionan bajo un rendimiento inferior al que potencialmente podrían lograr. Esto se hace precisamente para poder aumentar la producción si fuera necesario. Sin embargo, en el caso de que se produzca un proceso de inactividad resulta imposible controlar ese ritmo y se rompe por completo la planificación. 

4.- Costes laborales: naturalmente, la inactividad supone un proceso en el que no se está dando producción, pero los costes laborales siguen contando. Esto se debe a que los costes laborales son fijos y, por lo tanto, siguen dándose a pesar de que cese la producción. 

Junto con los costes tangibles, hay también una serie de costes intangibles asociados al paro de la producción que deben ser muy tenidos en cuenta. 

1.- Pérdida en la propia capacidad para generar una respuesta de la compañía: en el caso de que se produzca un paro en la producción, este problema se convierte automáticamente en la prioridad. Eso quiere decir que también se ve perjudicado el trabajo de mantenimiento de otros elementos. Precisamente por ello es tan importante el mantenimiento de maquinaria con carácter preventivo. 

2.- Presión y estrés en la plantilla y la gestión: los tiempos de inactividad siempre traen periodos de estrés a los propios operarios así como a los profesionales que deben solucionarlos. Igualmente, este estrés afecta también a los cuadros de gestión y dirección y, por lo mismo, pueden suponer costes intangibles que afectan a la calidad del trabajo que realizan los técnicos de mantenimiento y la calidad de su jornada. Este estrés puede de hecho evitarse en gran medida con el mantenimiento predictivo. 

3.- Pérdida de capacidades complementarias como la innovación: otro de los costes intangibles más importantes es la pérdida que se produce en aspectos de gran relevancia para la empresa como, por ejemplo, la creatividad. El hecho de los paros de producción perjudica a la sinergia y al ambiente de creatividad e iniciativa empresarial, causando de hecho que se ponga el foco en los aspectos negativos que conlleva. 

CTA - MOFU - EBOOK - COMO INCREMENTAR LA CAPACIDAD DE PRODUCCION

¿Qué puede causar un parón de la producción y cuáles son las consecuencias?

Entre las causas de los paros de producción puede hablarse de dos tipos. Las que tienen que ver con el propio funcionamiento interno de una planta. Estas serían: 

1.- Averías: son los paros que se producen cuando hay un daño o un fallo en el proceso productivo y que no deja que funcione la maquinaria o una sección de la planta. 

2.-  Elementos de protección: son los paros que se presentan porque se activan sistemas de protección y seguridad para los operarios dentro de la maquinaria y los equipos para salvaguardar su integridad. 

3.- Reparaciones: es cuando se está en un paro como consecuencia de que se ha detectado un fallo o una avería y se está solucionando. 

Por otro lado, puede haber paros de producción que tienen su causa en eventos exteriores a la planta de producción. 

1.- Paros por causas externas a una planta: en estos paros las causas son exteriores a la propia planta y pueden incluir eventos sociales como huelgas o corte de suministros como agua o electricidad, eventos atmosféricos o cualquier evento ajeno capaz de parar la producción. 

2.- No relacionados con el sistema: pueden ser por falta de personal, días festivos, reuniones o eventos similares de carácter especial. 

3.- Por límites de sección: es cuando hay un proceso que transcurre entre diferentes áreas que tienen sus respectivos límites que actúan de frontera. Entre uno y otro se producen paros que no dependen de la propia instalación. 

Consejos para evitar tener un parón

A continuación se ofrecerán una serie de pautas y consejos para evitar los paros de producción. Muchos de ellos pasan por un mantenimiento predictivo así como por la revisión constante para evitar la avería de maquinaria en la medida de lo posible. 

1.- Asegurar siempre el stock de productos para la reparación, operación y mantenimiento de los equipos así como los elementos de protección para el personal

En primer lugar, hay que recordar que los factores que mayor coste generan son precisamente los que podrían evitarse con simples gestos. En efecto, cuanto más superflua es la causa que provoca un parón, más costoso se vuelve. El hecho de que falte una herramienta para desarmar determinado equipo incrementa notablemente el coste del paro de producción teniendo en cuenta la relación que hay entre el coste de evitarlo y el coste de que se produzca. 

2.- Evitar la falta de mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo es esencial en cualquier negocio de producción. Sirve para identificar cuáles son los aspectos problemáticos, conocer cuál es la vida útil de la maquinaria que se dispone y también para poder gestionar un plan que evite las nefastas consecuencias de no tenerlo. Entre las herramientas que hoy en día pueden adquirirse están incluso softwares que pueden automatizar todas las tareas de una forma eficiente y sin tener que preocuparse de estar pendiente constantemente de ellas. 

3.- Cambio de mentalidad

No puede pasarse por alto que, en gran medida, los paros de producción responden a una mentalidad que no resulta adecuada a las circunstancias de la empresa y las necesidades de los tiempos. Por ello, siempre debe tenerse el mantenimiento predictivo como prioridad para reducir de antemano los potenciales costes. Esta iniciativa debe partir siempre de la gerencia, y ella misma es quien debe asegurarse de hacerla llegar a todo el conjunto de operarios. Esto pasa también por implementar sistemas y maquinarias fáciles de manejar y comprender para los trabajadores que van a estar en contacto con ellas.

CTA - MOFU - EBOOK - COMO INCREMENTAR LA CAPACIDAD DE PRODUCCION